Blogia

Palos de Ciego

MUDANZA REALIZADA

Pues eso que ya he hecho la mudanza.

A partir de ahora me podéis encontrar en:

www.palosdeciego.es

Espero veros a todos por mi nuevo dominio

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Surrelismo en IKEA

Surrelismo en IKEA

 

El hecho de que la mayoría de la población acepte
–y sea obligada a aceptar- esta sociedad, no la hace menos irracional ni menos reprobable.

 

Herbert Marcuse

 

foto tomada de www.lallavedeloscampos.com

Muy, pero que muy aburrido

 

Solo hay un resultado posible cuando una persona enferma como yo, literalmente, que debe guardar reposo absoluto pasa más horas de la cuenta enganchado a internet...pues que encuentra cosas como esta. La demostración de que internet no solo sirve para el porno:

 

COREOGRAFIA

Vedlo entero, merece la pena

 

¡Qué inocente!

 

Yo tuve una epoca en la que pensaba que sabía escribir. Arreglando un cajón encontre una vieja libreta. La primera entrada data de Noviembre del 95. La última de Diciembre de 2002. Ya ha llovido un poco.

Hoy he decidido tirarme a la piscina, más bien debería denominarlo suicidio literario.

Esta no la vió nunca nadie...creo
 

Soledad

Negra sombra que me acecha

en paramos tan siniestros

que mantenerse en la brecha

es dificil para los nuestros.

Sombra negra que enloquece

a cualquiera en su tristeza,

vuela el cuervo que parece

surgir entre la maleza

y logra vivir volando

suspendido en su graznido,

voz altiva, voz de mando

Negra sombra que has pedido

perder la lucha, llorando,

nunca vencerte han podido.

 

17-12/2002

 

 

Tiempos muertos

Hay ocasiones en el que el tiempo se para, a nuestro pesar o a nuestro agradecer.

La pregunta que siempre me hago en estos casos es:

¿A que distancia de mi cuerpo sigue corriendo el tiempo? ¿A unos milímetros? ¿Kilometros? ¿Cenímetros quizás?

A veces la prisión del tiempo está delimitada por cuatro paredes blancas,

en otras el tiempo se detiene hasta más alla de las dunas que besan el horizonte.

La mayoría de las veces el tiempo solo se para en nuestro corazón...

 

....y que dificil es sincronizarse de nuevo con el mundo.

 

 

Aceptación

Acabo de leer:

"Pero si sucede así,

si tienes la desdicha de ser aceptado y halagado,

entonces...

estás abandonando a tu propia conciencia de

libertad,

estás forzado a decidir:

acatamiento o soledad;

estás atrapado entre ser lo que debes ser

o no ser nada para nadie.

Y a partir de entonces...

podrás ser,

pero sólo solo, y sólo para ti."

 

 

Algo tan sencillo

Algo tan sencillo

A menudo las cosas más sencillas pueden llegar a complicarse por el simple hecho de pensar que son complicadas.

Llevo demasiado tiempo sin escribir...en ningún sitio. Si fuese escritor le llamaría bloqueo del escritor, pero como no lo soy aún no se como llamarle.

Por cierto estoy escribiendo esto directamente, sin borrador previo ni nada así que disculpenmé si se me va un poco la cabeza.

Para los que solo sepais de mi leyendo este blog, creo que no sois muchos, deciros que aún sigo en Túnez. Aunque después de 8 meses aquí, pringando en el sur de este "bello" país, he decidido no volver a señalarlo en los títulos. Sobre todo porque he perdido la cuenta. El otro día lei algo sobre esto. Lo decía unos de los personajes del Pintor de Batallas (A.P.Reverte). Se refería a que uno se convierte en preso profesional cuando aprende a tener paciencia y deja de contar los días. Paciencia lo que se dice paciencia aún no tengo toda la que debiera, pero he dejado de contar los días. Además casí he dejado de sorprenderme por las cosas que me ocurren en este país.

La foto que he puesto la hice hace un par de semanas. Al sur de Tataouine. Posiblemente el punto más al sur que he estado jamás. Acabé mi trabajo temprano y pude darle un repaso a la zona. Lo que se ve al fondo es un ksar. Construcción típica de la zona. Graneros comunales en forma de fortaleza para proteger mejor las pocas provisiones que los campesinos de antaño eran capaces de arañarle a esta tierra desagradecida. Para los más cinefilos, George Lucas se inspiró en ellos para el poblado de Anakin del episodio I. Para rodar la primera entrega hace ya 30 años también estuvo por la zona. En Matmata, cuyas casas troglodíticas excavadas en la roca fueron copiadas para recrear la casa de Luke. He dejado algunas fotos más en flirck...o lo haré si con está mierda de conexión puedo hacerlo.

Esta vez me estoy enrollando más de la cuenta por dos razones. Primero porque aquí encerrado en un hotel necesitaba sentir que me comunicaba con mi mundo conocido, más aún cuando hacía tanto tiempo que no lo hacía. Aunque no se si este mundo virtual que estamos construyendo en internet es del todo real.

Y segundo en forma de despedida. Estoy preparando una mudanza, por razones completamente personales. Pero no quería hacerlo y que el último post fuese simplemente: Hola chicos me he mudado ahora podies encontrarme en.....

Tampoco quiero dejar de hacerle honor al título de este post y hacer complocado algo tan secillo, pero llamé al blog Palos de Ciego por algo.

Túnez, día 48: Rascando en la superficie

Túnez, día 48: Rascando en la superficie

Como ya he dicho alguna vez me considero una persona con una forma de ver la vida bastante abierta. Entiendo que en este mundo estamos un puñado de días como para pasarlos todos tristes y amargados. También entiendo que este mundo es maravillosamente complejo como para intentar entenderlo solamente desde el punto de vista de un occidental decadente.

En este país me he encontrado en muchas situaciones que no comprendía pero he aprendido a aceptarlas. ¿Quién soy yo para juzgar costumbres por las que se han regido ciertos pueblos desde hace mucho tiempo? Aún así muchas veces las pongo en duda y pido que me las expliquen una y otra vez. Las costumbres son solo eso costumbres, formas de hacer las cosas a las que el ser humano se acostumbra sin saber el origen ni las razones. La duda, la falta de certezas puede hacer que la humanidad avance y de un paso adelanta en la búsqueda de su felicidad...aunque la mayoría de las veces parece que lo que nos gusta es retroceder. 

 

El otro día estuve hablando con un tunecino. Pronto descubrí que estaba casado. Este es uno de los temas recurrentes en las conversaciones de este país, no las mujeres como en España, sino las bodas. Casi todos me preguntan rápidamente por mi estado civil y mis planes de futuro.

A lo que iba, me enseña la foto de su mujer y hablando, hablando descubro que está casado con su prima. Al principio simplemente pensaba que era una forma de llamar a una familiar más o menos cercano. Pero no, se trataba de su prima hermana. Lejos de asustarme y poner el grito en el cielo quise indagar más en el asunto. El amor, pensé, tiene estás cosas. El amor y que quizás sea un matrimonio pactado como los de antes. Intuyendo que rascando un poco encontraría una historia interesante proseguí con mi interrogatorio...y efectivamente lo que encontré fue todo un descubrimiento "científico"

 

Con mucha sutiliza llegué a uno de los puntos claves. No tienes miedo a que tus hijos nazcan con algún tipo de problema de salud. Su respuesta me dejó de piedra. No, no hay problema. Ella es la hija de una tía por parte de madre, es decir de una hermana de su madre. ¿Y?  repuse con cara de haberme perdido algo en ese razonamiento. Pues que todo el mundo sabe que los genes solo los transmite el varón. ¿¿¡¡COMOR!!!??? Si, hombre, si, lo dice el Coran.

 

Se quedó, y sigue, tan tranquilo.

Smoking Djerba

Smoking Djerba

Este post está dedicado a todos aquellos, sobre todos amigos y compañeros desde hace ya tiempo, que después de leer este blog se alegran por mi con una sana envidia. No os tendré en cuenta los insultos y ni las amenazas recibidas.

Llega el verano, llega el buen tiempo y es fácil caer en todo tipo de vicios. Así que este fin de semana después de comprobar que todas nuestra obligaciones estaban cumplidas nos sumergimos en un mundo de depravación y vicio constante...SMOKING DJERBA

Djerba, la gentil y dulce Djerba. Isla milenaria conocida desde los tiempos de Homero, fue escala de Ulises Odiseo en su viaje de regreso a casa, puerto comercial en la antigüedad, isla de piratas en otros tiempos. Hoy en día esta perla del Mediterráneo de encantos ocultos y no tan ocultos es perfecta para olvidarse del Túnez profundo y adentrarse en un mundo concebido para el turismo más vil y servil.

He pasado el fin de semana con un horario de lo mas "extresante". Llegada a la playa sobre las 12:30 (tras dos horas en coche....esto hay que solucionarlo pero es que había que echarle un vistazo al curro el domingo).

Imaginad un bahía protegida del mar por una larga lengua de arena. Un inmenso estanque de agua salada abierto al mar con tan solo un par de meros de profundidad.

¿Que hacer en un sitio como este?.....Aprender y practicar Kitesurf por supuesto.

Las jornadas de playa se han dividido en sesiones de trompazos mientras una cometa de diez metros cuadrados me elevaba por los aires para después caer de panza sobre el mar. O bien deslizar sobre mi pecho y estomago hasta volver a perder el control y rozar rodillas y pies contra el fondo de la bahía antes de despegar de nuevo. Solo me faltan las heridas en las manos para ir a la tele presumiendo de posesión diabólica de estigmas. Así durante una par de horas hasta que la he empezado a controlar la cometa. Tras lo cual ha llegado las ración de golpes con la tabla en los pies. Entre sesión golpes y sesión de golpes, baños de sol, showarmas para comer y nuevos amigos con los que conversar.

Lo mejor de darte una paliza de estas es que cuando acabas tienes la excusa perfecta para ir a un Hamman, darte un relajante baño de vapor y recibir un estupendo masaje de una bella negrita de metro setenta y grandes manos que me ha dejado como nuevo. A decir verdad quien te de el masaje es lo de menos, el sábado me lo dio un tunecino que parecía muy poquita cosa pero cuando empezó le tuve que pedir un poquito de suavidad...y eso que a mi me gustan los masajes con fuerza.

Playa, masaje...¿qué se puede pedir más?. Cena para recuperar fuerzas y ronda de bares por los antros tunecinos el sábado y a un buen restaurante el domingo.

De esta manera, con mucho esfuerzo por nuestra parte, ha quedado acuñada una expresión que quedará para la posteridad como reflejo de los días que han sido: ¡Hoy toca smoking Djerba!

El que quiera que entienda.

Siento no poner fotos pero la conexión aquí en Gabes es desastrosa.

Andenes

Antes todo era más fácil, cuando las distancias eran más largas pero los trenes eran más lentos.

Y las despedidas lo eran de veras al pié del andén. Largas despedidas con besos desde las ventanillas.

Promesas lanzadas desde un tren en marcha que se demoraba en la estación para que los enamorados cogiesen al vuelo los besos lanzados al aire.

 

"Perdone ese es mío"

"Lo siento me he equivocado"

 

El tren temeroso de resbalar con las lágrimas aceleraba poco a poco, con mucho cuidado. 

Antes todo era más fácil. Los que se iban lo hacían para no volver o para regresar y no marchar nunca jamás.

Ahora los trenes son más rápidos, ahora todo es más rápido incluso las despedidas.

 

Miro atrás y te veo entre la muchedumbre que grita, salta y canta. 

Tu estás llorando.

Miro atrás y te veo entre la multitud que dice adiós una sola vez. 

Tu estás llorando. Te preguntas porque yo  no lloro.

Miro atrás y contengo las lágrimas.

Tengo miedo de que con cada lágrima que surque mi cara se derrame uno de los besos que me has dado.

Temo que por mi mirada se me escapen tus besos en busca de los besos que yo te he dado.

Qué alguien me lo explique por favor

Qué alguien me lo explique por favor

Hoy es fiesta nacional en Túnez. Jour des martyres, el Día de los Martires por la Patria.

Según me cuentan entre risas y orgullo hoy se conmemora aquellos que derramaron su sangre por esta nación.

¿Alguien me lo puede explicar un poco mejor? Creo que no entiendo algunos de los terminos empleados. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Túnez día 11: Dos dinares y una sonrisa.

A veces no es fácil ponerle un titulo a lo que escribes y claro, si cuando lo encuentras al final escribes sobre otra cosa por culpa de mi incontiencia verbal, pierdes un titulo y tus lectores (gracias) se lían.

 

Dos dinares es lo que cuesta en esta vida pasar un buen rato. Mejor si, como en este caso, no son dinares que pagas sino dinares que recibes.

Hace tiempo que creí descubrir quienes habían tenido una infancia divertida. Son las mismas personas que en cuanto se encuentran con un tiempo muerto son capaces de organizar un sencillo juego y disfrutar de la pausa sin mayores pretensiones.

 

Hoy cuando hemos llegado al lugar de trabajo después de comer hemos descubierto que la puerta estaba cerrada. El responsable estaba aún almorzando y teníamos que esperarlo. No pasó ni un minuto cuando mis compañeros de fatigas montaron un pequeño divertimento para amenizar la espera en la acera del patio. Reglas sencillas lanzar una moneda de 100 milésimas de dinar (unas 10 pesetas o 6 céntimos) desde 2 metros en dirección a una raya que había entre dos losas de hormigón. El que más se acercase se llevaba todas las monedas.

 

Así hemos pasado un buen rato, lanzando monedas, maldiciendo las malas rachas y alabando a dios por las buenas tiradas. Riéndonos los unos de los otros cuando alguien sacaba una moneda de un dinar y pedía cambio. Hasta el guarda de la puerta se ha apuntado.

 

Al final dos dinares de ganancia, campeón absoluto y el compromiso de invitar a café mañana después de comer.

Túnez, día 11: Dos dinares

Hoy tengo un par de historias que contar. A pesar del trabajo, a pesar de la rutina de vez en cuando siempre se encuentra algo de tiempo para vivir cosas interesantes. Aunque sean anecdóticas. 

Desde hace ya tiempo vengo siguiendo la obra de Arturo Pérez Reverte. No de forma incondicional, ni falta que hace, pero es un autor que se acerca a mi forma de pensar tantas veces como se aleja de ella y por tanto nunca me suele dejar indiferente. Muchas veces en su pagina de "El Semanal", a pesar de poner verde a todo el que se le ponga a tiro, decide darle una oportunidad a la humanidad y cuenta algún detalle que le reconcilia con el mundo.

Yo no estoy tan enfadado con esta sociedad en la que vivo como Don Arturo (aún), pero gusta experimentar de vez en cuando en mis carnes situaciones que me hagan sentir orgulloso del ser humano.

 

Esta mañana mis obligaciones me han obligado a desplazarme a Feriana, una ciudad situada a unos 50 kilómetros de Gafsa. Allí me esperaba un representante del cliente y uno de nuestros operarios tunecinos. A  mitad del camino me  detiene sorprendido el tunecino en cuestión que desde el arcén me hacía señas. Me detengo y observo que allí se encuentran varios tunecinos, entre ellos mi contacto y dos técnicos de mi empresa, el Manitas y el Loco C, que charlan con un policía. La historia es sencilla, carretera comarcal, nueve y pico de una mañana algo lluvioso, asfalto mojado y un perro que le da por cruzar la carretera sin avisar. Resultado, el pobre del Loco C decide hacer un par de trompos con su coche después de derrapar para evitar matar al canido. Antes de seguir debo decir que al Loco no le ha pasado nada excepto el susto y el coche hecho mierda. 

Permanecí allí una media hora, esperando un coche de policía para que hiciera el atestado dado que el policía que estaba allí, como casi todos los policías de Túnez, no tenía vehículo. Aún no me explico como apareció por allí a tiempo de ayudar al Loco antes de que llegase nadie más. Durante ese tiempo ocho coches pasaron al lado nuestro , los ocho se pararon a preguntar si todo iba bien y si necesitábamos ayuda de algún tipo. Muchos "labes", "labes allic" y muchos "jandulá" que es la formula habitual de saludo pero que viene a decir si todo va bien y que gracias a Alá todo va bien. Tras más "Salam", "Aslamas" e "Inshalas" se iban después de asegurarse de que realmente no hacía falta su ayuda.. 

Ocho pasaron, ocho se pararon y ocho se bajaron del coche con intención de ayudar.

Intento imaginar la escena aquí en España y a lo más que llego es a visualizar los coches reduciendo la velocidad por el morbo de ver a los heridos

Túnez, día 7: Retiro Espiritual

Túnez, día 7: Retiro Espiritual

Cuatro paredes frías, allá donde vaya solo hay cuatro paredes desconocidas a pesar de los días que llevo viviendo en ellas.

Cuatro paredes en mi habitación, cuatro paredes en la cafetería, cuatro paredes de aire, sol y viento en el jardín. Pasan las horas, apenas me da tiempo a saludarlas y charlar un rato con ellas cuando deciden que deben marcharse. Las paredes son aún más aburridas. Nunca se han dignado a dirigirme la palabra y creedme yo les doy los buenos días cada mañana.

 

El viernes hice acopio de provisiones, coca cola, zumo y agua para combatir la sed; patatas fritas, galletas y chocolate acompañaran a lo que logre cazar...que pena de no haber comprado al menos un arco y unas flechas.

Veinte megas de música en el ordenador, tres o cuatro libros y media docena de películas. Tras semejante trinchera cualquiera se siente a salvo del enemigo. Aunque en estos casos no hay peor enemigo que uno mismo.

 

Sorprende, o quizás no tanto, como nos imponemos a nosotros mismos ciertas obligaciones entupidas que por el hecho mismo de ser obligaciones nos resulta imposible cumplir.

¿Fin de semana de retiro espiritual? ¿Leer, estudiar?¿Relajarse?¿Solo porqué tu lo dices? así no hay manera.

Siento como las paredes se ríen de mi al verme tumbado en el sofá, saben que en cuanto me levante y decida salir a la terraza que da al jardín desaparecerá ese hermoso sol y el viento vendrá de nuevo a tomar el té de las cinco. Ya lo hizo las tres, a las cuatro, a las..., todas las veces que he intentado salir. Las películas me aburren, volver a estudiar se me hace más duro que volver a ponerme en forma, paso las canciones sin dejar que ninguna suene mas de 23 segundos.

 

Una vez leí una cita de Oscar Wilde:

 

"Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre,

y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos donde deberíamos intentar vivir"

 

No se si es en ese mundo interior donde deberíamos vivir, pero quizás sea el que debamos cuidar para poder hacerlo en el mundo exterior en el que el azar nos ha colocado.

 

Duermo toda la tarde del sábado. Sueño y busco ese mundo interior de Oscar Wilde.

De un salto me cuelo por mi nariz pero al intentar abrirme paso entre mis pilosidades nasales me hago cosquillas y estornudo. Salgo despedido a toda velocidad por la ventana. Un poco mareado cierro los ojos y cuando los abro descubro que estoy ascendiendo lentamente en una pompa de jabón. Espero que sea de jabón, pienso.

En seguida deduzco que posiblemente me haya equivocado de camino. La razón no es que me encuentre a miles de kilómetros de la tierra, surcando el basto universo, protegido tan solo por una delgada pompa de jabón. Tampoco porque me encuentre desnudo vistiendo tan solo una pajarita amarilla y un sombrero de copa. No, la razón de que piense que quizás no me encuentre donde debería estar es un cartel fluorescente que pone "Men not Allowed" y el hecho de verme rodeado de cientos de pompas de jabón en cada una de las cuales viaja una mujer vestida de novia con velo, ramo y toda la parafernalia que me miran con ojos asesinos.

 

Ojeo con avidez el manual de vuelo, pulso algunos botones, acelero, freno bruscamente y aunque creo que físicamente es imposible consigo que la pompa de jabón entre en barrena. Desciendo a toda velocidad hacia la Luna. La pompa decide no esquivarla y alunizo sin mucha brusquedad en el Mar de la Tranquilidad como indica otro cartel fluorescente "Coolens Sea".


En esa playa me he quedado todo el fin de semana y la verdad que no me ha ido del todo mal. No he encontrado mi mundo interior (mañana intentaré entrar por una de las orejas) pero he conseguido estudiar un poco, he disfrutado de la música y las películas e incluso he hecho algo de ejercicio.

 

Todo un milagro

 

 

Túnez, día 3 de la nueva era: Cambios

Lo que pueden cambiar las cosas en un mes. Me encuentro en Gafsa, en el hotel de siempre. Incluso creo que estoy en la misma habitación.

 

Me encuentro con viejos conocidos, compañeros de trabajo, el barman cabrón (esa es otra historia), el dueño del restaurante. "Mauma, mauma" me grita al entrar, "Mauma" le respondo. El personal del hotel es nuevo pero los camareros y el metre no. Me saludan y me dan la bienvenida. Todo parece en su sitio.

Sin embargo hay algo que fuera de lugar, me siento extraño. He pasado todo el día pensando en ello. No era capaz de decidir que era.

¿La comida? No, es la misma de siempre. El tiempo sigue igual, aquí el verano se retrasa. Influencia de la ola de frío de la semana pasada.

La respuesta la he hallado en la recepción del hotel después de comer. Estaba llena de gente. Una excursión del incerso francés, un viaje de instituto, españoles y un grupo de universitarios, también españoles. El hotel tiene vida. Tenía que haberlo intuido anoche. No había gente joven pero estaba más lleno de lo normal.

 

Lo peor de todo. He sentido que invadían mi intimidad, mi guarida, mi reposo del guerrero. Creo que me estoy convirtiendo en alguien algo cascarrabias. No me inoportunan los cambios, me adapto bien a  ellos pero es que esto se ha llenado de niñatos. Y encima están de paso lo que implicará que cada día vendrán y se irán grupos enteros de personas.

¿Cómo os sentirías si cada día pasara por vuestra casa gente desconocida, la mayor parte de ella sin saludar siquiera?

Vale, el hotel no es mío. Pero me jode no poder tomarme el café en mi sitio preferido. Vale, me lo puedo tomar en otro sitio, de hecho así ha sido. Pero mi sitio preferido lo era porque era el mejor sitio de la cafetería.

 

Aunque lo que realmente me revienta es que al estar de paso no me va a dar tiempo de hacer amistades. Ver caras conocidas ayuda cuando estás lejos de casa. Además entre todos estos estudiantes debe haber al menos tres que sepan jugar al mus.

 

 

Túnez, día 1: Nueva era

Túnez, día uno de la nueva era.

 

No he podido encontrar la hora perdida.

¡Qué extraño!

Me parece que va a ser un caso largo y complicado.

Contador a cero

Contador a cero

Devolvedme mi hora

La necesito

Mañana otra vez de viaje 

Cuando toca, toca.

y el equipaje sin hacer.

Devolvedme mi hora. 

Mi Túnez querido 

Calienta el asiento,

deshaz la maleta,

relajate,

y saldrá tu número.

Nunca bajes la guardia

¿Dónde está mi hora?

La dejé al lado de los calcetines... 

Poniendo un huevo

Poniendo un huevo

Muchos conocereis la leyenda del Fenix. Según parece cada quinientos años el Fenix ponía un huevo y lo empollaba durante tres dias al cabo de los cuales ardía por completo. Después de la inmolación, voluntaria o no, delhuevonacía el mismo fenix que había muerto.

Yo llevo más de tres días y no he puesto ningún huevo, aún...pero aquí estoy de nuevo. No se si soy el mismo de antes pero me parezco un poco.

Han sido unos días extraños. Cada día se me ocurrían varios temas de los que hablar pero se quedaban en eso, simples ideas.

No soy un escritor profesional y por tanto carezco de la disciplina necesaria para enfrentarme con valor a la pagina en blanco.

Han ocurrido muchas cosas estos días. Quizás la más importante es que he regresado a España, Llevo aquí tres semana y medía, pero oficialmente no puedo calentar mucho la silla de mi trabajo ya que voy a regresar casi de inmediato.

Pero aún sigo aquí.

Llevo sin escribir desde un par de semana antes de regresar a casa, así que no voy a achacar mi falta de inspiración al hecho de no estar viviendo "aventuras" en tierras exóticas.

Más bien no me apetecía. Como no me apetecía hacer casi nada. A veces es muy fácil entrar en un rutina gris y aburrida. Eso te permite no tener que pensar en que ocupar tu tiempo.

Como desventaja aparece una punzada en el costado izquierdo, ¿o era el derecho? en fin no me acuerdo pero se siente muy cerca del espiritu, oprimiendolo y dejandote a veces sin respiración.

En este tipo de ocasiones solía esperar a ver si ocurría algo. Si viene una ola la cojo y sino a mirar el horizonte.

Esta vez no ha sido así. Esta vez yo mismo me sacudido un par de bofetadas para espabilarme.

 

Y aquí me teneis, empollando un huevo a punto de salir ardiendo.

Mañana será  otro día y emprenderemos de nuevo el vuelo. 


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Túnez, día 80: Ley o prejuicio

Túnez, día 80: Ley o prejuicio

No se como me saldrá esta historia. La he dejado reposar un poco. He preferido narrarla a partir de recuerdos algo asentados. Recuerdos un poco agridulces, más dulces que amargos porque al final todo salió bien

Ocurrió un domingo cualquiera. Pongamos que fuese este último. Mi nuevo compañero de trabajo, al que desde ahora llamaré Maumma, que es como le han puesto aquí los tunecinos, y yo nos disponíamos a pasar una agradable jornada de excursión por la zona.

Porque la vida es así de generosa está vez íbamos acompañados de dos jóvenes tunecinas que conocimos el viernes tomando café en el hotel. Una, Maissa, estudiante de animación sociocultural y la otra, Fátima, de geología en Gafsa aunque nacidas en Tunisia y Gabes respectivamente.

 

Aquí debería detenerme a contar que el sábado también lo pasamos con ellas y con otras dos amigas. También estudiantes y también muy agradables. Fue un buen día de turismo y por supuesto siendo la envidia de los nativos del lugar. Al finalizar la tarde, Maumma en un hábil movimiento torero le dijo a Maissa que al día siguiente íbamos seguir las excursiones pero que esta vez preferíamos que viniesen solas, ella y Fátima. Las dos amigas se habían incorporado sin avisar el sábado por la mañana.

Quedamos para el domingo a la misma hora sin saber muy bien cual sería el número de las comparecientes. Subrayar aquí que aunque mejorando mi francés sigue siendo pésimo y que mi amigo Maumma oficialmente y oficiosamente no habla ni francés ni ingles. Suerte que ellas si hablan algo mejor el inglés que yo el francés.

Finalmente solo aparecieron nuestras dos amigas.

 

No voy a entretenerme mucho con los detalles del viaje. La idea era ir en dirección sur, recorrer la carretera que atraviesa Chott el Jerid (IMPRESIONANTE) y después rodearlo por una carretera que de Este a Oeste va besando el desierto y que después gira hacia el Norte rozando la frontera con Argelia. Finalmente se llega a otra carretera que enlaza Tozeur y Nefta con Argelia.

Nuestras acompañantes disfrutaron muchísimo del viaje. Para ellas era la primera vez que veían el desierto. Me extraño en Fátima que siendo de Gabes tiene el desierto a tiro de piedra con ciudades tan típicas y bonitas como Tataouine (atentos los frikis de Star Wars). Cuando me cuenta que en total son 7 hermanos y 3 hermanas y que su padre es muy severo la entiendo un poco más. Para ella tiene que estar siendo una liberación irse a Gafsa a estudiar y el viaje tiene que haber sido toda una aventura. Para lo bueno y para lo malo.

 

Lo idílico del viaje acabó en el penúltimo tramo de carretera. La que marcha paralela a la frontera de Argelia. Allí había, por supuesto, un control de la "Garde National".

Nos pidieron los pasaportes. Todo en regla. Luego los papeles de ellas. Tras mirar la documentación entregado les pidieron otro papel. A partir de aquí todo empieza a hacerse tan incomprensible como lo es para mi el árabe. Fátima me dice que está "interdit" prohibido, que las mujeres tunecinas viajen solas con extranjeros.

"La hemos liado" pensé, "¿Y por qué me lo dicen ahora?" Sabiéndolo no hubiésemos cogido una carretera con un control tan restrictivo como el que tiene que haber cerca de la frontera.

La discusión entre Maissa, Fátima y los guardias de la garita se iba alargando. Empezaron a salir más policías del cuartelillo. Cuando vi al oficial al mando en chanclas empecé a tranquilizarme. Los que salen tienen más pinta de curiosos de obra que de otra cosa. Uno de ellos se puso serio y nos pregunto si bebíamos o fumábamos. Con vaya par de dos había topado el pobre de antivicio. Maumma y yo somos de la liga antitabaco, el alcohol para mi es un buen vaso de vino con un buen chuletón y para Maumma es una cerveza fresquita después de la jornada de trabajo. Al contestar que no, se rió fuertemente y dijo lo que todo macho tunecino que se precie diría: "Los hombres de verdad fuman y beben. JAJAJAJA".

A nuestras amigas las metieron en el cuartelillo, cosa que me mosqueó entonces y aún me mosquea al no tener muy claro que pasó dentro. Entre tanto el de "antivicio" hizo un tour por nuestro coche. Al ver las herramientas, CPU's y arneses que llevábamos en el maletero nos dio la oportunidad de explicar que trabajamos en un proyecto de la empresa estatal de energía. El ambiente era cada vez más distendido, aunque Fátima y Maissa no saliesen. Explicamos unas cuantas veces de que va el proyecto. Maumma sacó la cámara de fotos y empieza a enseñar fotos de Sevilla, la Giralda y la Mezquita de Córdoba. El de "antivició" seguía con su tour y al encontrar el MP3 conectado a la radio del coche me pidió que pusiera música. Suena brasileña y el policía empieza a marcar el ritmo con las palmas y se rie de nuevo. Entre tanto todos hacían la misma pregunta usando un tono entre inquisitorial y morbosos: "¿Cual es vuestra relación con esas dos tunecinas? ¿Cómo las habéis conocido? ¿Os habéis acostado con ella?" Seis o siete veces tuvimos que explicar que éramos amigos, que las habíamos conocido tomando café y que no habíamos tenido ningún contacto físico indecente con ellas. Maumma estuvo a punto de soltar un "Si no se dejan" pero al final decidió callarse.

 

Finalmente Maissa y Fátima salieron del cuartelillo. Fátima va llorando. Empecé a temerme lo peor. Nos devolvieron los pasaportes, la documentación de ellas y al del coche. Reemprendimos el camino en silencio. Con lagrimas secas nuestras amigas nos explicaron que querían llamar a sus padres, más aún cuando apareció un policía que decías ser amigo del padre de Fátima.

 

Al final todo resultó un farol

 

Todo todo. Hoy me he enterado que no hay ninguna ley como la que mencionaron. La hora que nos pasamos allí y la bronca que recibieron Fátima y Maissa fueron tan solo para amedrentarlas. Para que no lo vuelvan a hacer.

 

Por un lado me parece lógico porque se montaron con dos desconocidos en un coche y se pasearon cerca de Argelia. Pero por otro lado ningún se merece llorar por algo así.

 

Le he contado la historia a muchos de mis amigos tunecinos y todos dicen lo  mismo. Los guardias estaban aburridos y celosos de que unos extranjeros se paseen por ahí con "sus mujeres"

 

¿Queréis saber lo mejor del día? Media hora más tarde, antes de llegar a Nefta  nos pararon en otro control. Una garita al lado de la carretera con dos policías. Tuvimos que pasarnos otra hora porque no eran capaces de contactar con el primer control. Maissa se puso mala del frío. Esta vez no las metieron en la garita pero uno de los dos policías se las llevo detrás de la garita para echarles la misma bronca sin que le viésemos.

 

Me mosqueó entonces y me sigue mosqueando la manía de llevárselas de nuestra vista. Quizás sea un paranoico mal pensado.

Túnez día 72: Sobre gacelas y dromedarios

Túnez día 72: Sobre gacelas y dromedarios


Los tunecinos son, a veces, unos poetas. ¿Que una muchacha es guapa y está de buen ver? Pues se le dice gacela y santas pascuas. Si se piensa detenidamente, sin acritud, es un piropo bastante conseguido. El que no lo crea así que vea algún documental de esos que echaban en La2 (ha pasado tanto tiempo desde la última vez que no me atrevo a afirmar con rotundidad que aún siga emitiéndolos). Las gacelas son animales realmente bellos. A mi no me importaría que me llamasen gacela.

 

He pasado en este país 72 días, sin contar los días de vacaciones que he regresado a España (aclaro esto porque ya me ha comentado algún que otro conocido que no le salían las cuentas). Me han parado policías, en controles y haciendo autostop, he estado en zocos y he regateado, no siempre con éxito, con bastantes vendedores. En las ciudades se me han acercado guías espontáneos en busca de negocio. He coincido con gente de lo más variopinta en los hoteles. He hablado, discutido, regateado, reído e ignorado a un sinfín de personas y he provocado un sinfín de reacciones. Ninguna comparable con el hecho de pasear con una gacela por Túnez.

 

Las situaciones más graciosas se producen cuando a ELLA la confunden con una aborigen del país. Si  no fuese porque su piel es bastante más clara el resto de sus rasgos tienen ese misterio de la belleza de ciertas mujeres árabes.

 

El caso es que en Djerba un policía nos lo dijo abiertamente y de hecho continuamos nuestro paseo sin convencerle de que "Elle ne est pa tunisienne". O como el vendedor de Medenine que me pregunto de donde había sacado esa "gazelle tunisienne" En ciertos lugares donde los policías nunca me habían parado al verla a ELLA lo hacen y al comprobar mi pasaporte español algunos nos miran asombrados. Otros ríen como intentando decidir quien tiene más suerte si yo por ir con una bella tunecina o ella por haber cazado a un joven extranjero.

 

Así estamos recorriendo el país. ELLA levantando pasiones y yo con cara de dromedario.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres